STR Sindicato de Trabajadores

Actualidad

Todas las noticias del Sindicato de Trabajadores

La responsabilidad de las empresas en la lucha contra la violencia machista

Marga Vilà – Secretaria de Igualdad, Diversidad y Conciliación del STR

En los últimos años, hemos presenciado avances significativos hacia la igualdad de género, aunque todavía enfrentamos grandes desafíos, especialmente en el ámbito laboral. Las mujeres hemos logrado romper muchas barreras, pero aún nos enfrentamos a estigmas y obstáculos para acceder a posiciones de liderazgo. Esta discriminación sutil, pero persistente, señala la necesidad de un cambio hacia la igualdad de género, esencial para sectores comprometidos con la responsabilidad social y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Hoy 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, recordamos la importancia de combatir la violencia de género en todas sus formas. Esta fecha simboliza la lucha contra una violencia que trasciende lo personal y afecta la vida social y profesional de las mujeres, acentuando su vulnerabilidad en el mercado laboral. Las empresas tienen un papel crucial en implementar estrategias de inclusión social con perspectiva de género, especialmente para apoyar a mujeres que han sido víctimas de violencia.

El acoso laboral, a menudo oculto y minimizado, representa un desafío significativo. La prevención y tratamiento de estos delitos requieren un compromiso activo por parte de las empresas, lo que incluye la implementación de procedimientos específicos para atender denuncias y proteger a las víctimas. Este es un área donde las delegadas y delegados del STR asumen una responsabilidad clave, luchando contra todas las formas de violencia en el ámbito laboral, incluyendo el ciberacoso.

La violencia de género en las empresas no solo afecta a las víctimas directas, sino que tiene un impacto profundo en toda la organización. Es esencial conocer y difundir los derechos laborales de las víctimas de violencia de género para evitar la revictimización. Estos derechos incluyen la adaptación del puesto de trabajo y la justificación de ausencias relacionadas con la violencia.

Todas las empresas, sin importar si cuentan con 500, 250, 100 o incluso solo cuatro empleados, están legalmente requeridas a establecer un protocolo contra el acoso laboral. Este protocolo debe incluir tanto en plan de igualdad, estrategias de prevención como procedimientos detallados que deben seguirse por las empleadas y empleados y la empresa en situaciones de acoso laboral.  Además, las empresas deben mostrar un rechazo activo a todas las formas de violencia contra las mujeres, incluyendo el acoso sexual y la discriminación.

Desde el Sindicato de Trabajadores, estamos comprometidos a apoyar a las mujeres en el ámbito laboral frente a la violencia de género. Promovemos la sensibilización y la formación en igualdad de género y violencia, y abogamos por políticas empresariales que protejan y empoderen a las mujeres trabajadoras. A través de nuestra acción sindical, nos esforzamos por asegurar que las empresas cumplan con su responsabilidad social, contribuyendo a la creación de un entorno laboral seguro, inclusivo y respetuoso para todos.

El desafío de la igualdad y la lucha contra la violencia de género requieren del compromiso continuo de todos los sectores de la sociedad, incluido el empresarial. En el STR, estamos dedicados a liderar este cambio hacia un futuro laboral más justo y equitativo para las mujeres. Pero para ello necesitamos que las mujeres que sean víctimas de esta violencia sepan que no están solas, que pueden recurrir a nuestros delegados para compartir su caso, sabiendo que serán escuchadas y protegidas.